Comparte y Comenta

*El festival fue degradado a feria por las autoridades municipales

*La Nao perdió la ruta, es experimento cultural envuelve el populismo, la cultura popular y la cultura de élites.

Por: Ernesto Caballero Zamora

presentacion-la-naoEl populismo no entendido como la tendencia o afición a lo popular en todos los ámbitos de la vida, en especial en el arte. Sino entendido como la tendencia política que dice defender los intereses y aspiraciones del pueblo y hacer uso de él, es lo que ha marcado el proceso y el desarrollo de este experimento cultural llamado Festival Internacional La Nao 2016.

Y es que por un lado, como cultura popular se denomina el conjunto de manifestaciones artísticas y folklóricas que emana directamente del sistema de creencias, valores y tradiciones de un pueblo. Y por el otro lado, el concepto de cultura de elite se refiere a los fenómenos culturales producidos por los miembros de un grupo de elite. Esta cultura, por su origen, representa, en su ideología, la identidad de los grupos dominantes.

Por lo tanto, cuando un festival se torna feria, entonces pierde toda su esencia, puesto que la premisa principal de los contenidos no será apostarle a nutrir la cultura, sino a llenar las sedes a como dé lugar, y de preferencia con experiencias masivas; pero si la dirección de dicho festival la lleva alguien que intenta no arriesgar sino quedar bien “con los de arriba”, es ahí cuando viene la diatriba de quienes juzgan lo poco que se hace.

El X Festival Internacional La Nao 2016, pasó de ser una festival a una feria, tal cual lo defendieron el alcalde porteño Evodio Velázquez; el Secretario de Desarrollo Social, Víctor Aguirre Alcaide y el Director de Cultura, Julio Zenón Flores Salgado, en una transmisión en redes sociales a unos días de la inauguración de dicho festival.

El argumento, fue que al convertirlo en feria, le arrancaba la esencia elitista que tenía el festival dirigido a las comunidades culturales. Sin embargo el cuestionamiento es para qué hacer eso, si ya de por sí la dirección de cultura tiene el rechazo de una gran cantidad de artistas culturales. Que por cierto, se volvieron a sentir marginados puesto que no hubo ni invitación ni acercamiento.

Y es que nuevamente, gran cantidad de artistas e integrantes de las distintas comunidades culturales en el puerto, criticaron el argumento y como tendría que ser, se sintieron objetados por haberlos llamado comunidad cultural elitista.

Luego entonces, habría que llenar como fuera. Al fin y al cabo que la Feria Internacional del Libro Acapulco 2016 (FIL-A) fue rescatada por la Universidad Autónoma de Guerrero, que llenó los escenarios y las sedes obligando a sus universitarios a estar presentes.

Quienes ha dirigido Cultura, no le ha caído el veinte de qué se tiene que hacer un ejercicio integral; en donde en efecto, debes de tomar en cuenta al pueblo porque son los que van a generar el público indicado para los espacios indicados y los eventos indicados, pero también se debe de tomar en cuenta a todas las comunidades culturales, que son los artistas y creadores los que van a nutrir valiosamente la actividad cultural.

Por ello los errores de Kalimba y la Banda San Juan, que obviamente están dirigidos al pueblo, y son espectáculos para que la gente disfrute una buena noche al frente de un escenario; esto aunado a lo que el gobierno pide a gritos, llenos masivos para la toma de la foto.

Pero que hay cuando se presenta la sinóloga de la Universidad de Granada, Alicia Relinque Eleta y ofrece una conferencia sobre los 400 años del dramaturgo chino Tang Xianzu. Y les platica que es considerado como el Shakespeare de China.

El auditorio lleno sin duda, los compromisos adquiridos con las instituciones educativos días antes para apoyar la asistencia en las sedes del Festival de La Nao, resultaron positivas.

Pero qué hay cuando la doctora en filosofía y letras españolas,  refiere en particular a la obra El Pabellón de las Peonias, que relata el drama de una adolescente de 16 años que se enamora de alguien que cree que no existe, al que conoció en sueños y al morir ella y darse cuenta que él en verdad existía, pide regresar de la muerte y se le concede, aunque para enfrentar el rechazo de su padre a que a se case con su amado. Sencillo, hay una nula respuesta con seres presentes (estudiantes) en el auditorio. Y es que otra cosa que no han entendido las autoridades del municipio, es que hay una gran necesidad de generar audiencias.

La creación de públicos con mercados específicos, irán más allá las rutas obvias de asistencia a este tipo de encuentros o eventos culturales. Se expone en la inmediatez hacer un marketing cultural previo para que puedan ofertar lo que verdaderamente nutre a festivales de este tipo.

Este experimento cultural, como se podría llamarle, no tiene la ruta bien definida, sin duda La Nao perdió la ruta y es que confunde la Cultura Popular con el Populismo; pero en el entendido de qué es lo que quiere priorizar las autoridades, se debe de entender que el ejercicio no es del todo malo, sino más bien enfocarse en que dicho ejercicio más bien, es mediático.

Hablamos de que la Nao perdió la ruta tan solo en la forma, ahora habrá que esperar para ver si no los pierde también en el fondo; y es que sólo basta recordar el regidor y presidente de la Comisión de Cultura en el Ayuntamiento porteño,  Vladimir Beciez Romero,  ya hizo serios señalamientos en donde puntualiza que se auto contrataron los servicios de los actores culturales en los escenarios y sedes del festival; aquellos que se supone no se deben de beneficiar por ser miembros del Consejo de Cultura Municipal, como son Enrique Moreno Martínez y  Jesús Carranza. Sin olvidar que empleados de la misma dirección como Lucero Castro y su Barco de Libros metieron sus proyectos al Festival de la Nao, cuestión que incurre en el delito de Conflicto de Intereses.

En resumidas cuentas, este experimento cultural tiene una extraña mezcla de populismo con cultura popular y cultura para las élites. Y el resultado se asoma solo…

Comparte y Comenta

Por adminultimahoragro

Plataforma informativa que renace de una tradición periodística con más de 40 años de experiencia. Medio cuya identidad social es la búsqueda de un periodismo crítico opinativo, marcando la diferencia con otros medios de comunicación; es decir, ser una Alternativa en el Periodismo de Guerrero.

Los comentarios están cerrados.