* La dirigencia nacional y la dirigencia estatal, han caído en una vacío de inacción que todo indica que más que una omisión, más bien, parece una estrategia.

* El amarre de los externos para que no se vayan, el fortalecimiento de los perredistas para resumir en un acto de unidad, y la reducción del tiempo para llegar a acorralar al Partido de Movimiento Ciudadano

Por: Angélica Ontiveros.

La incertidumbre en la selección del candidato del Partido de la Revolución Democrática (PRD) es tal que comienza a causar escozor el hecho de haberse acabado el mes de febrero y no tener el abanderado del partido amarillo para contender por la alcaldía de Acapulco.

La dirigencia nacional y la dirigencia estatal, han caído en una vacío de inacción que todo indica que más que una omisión, más bien, parece una estrategia. La cual lleva consigo el amarre de los externos para que no se vayan, el fortalecimiento de los perredistas para resumir en un acto de unidad, y la reducción del tiempo para llegar a acorralar al Partido de Movimiento Ciudadano (MC), para que “con una mano en la cintura”, pidan los perredistas que el siglado de la coalición “Por Guerrero al Frente”, sea encabezado por el Partido del Sol Azteca.

Bajo ese esquema algunas de las tribus comienzan a manifestarse, abajo en lo corto, dejando ver en algunos desesperación y otros mesura, como si ya supieran o hubieran amarrado algo.

Por ejemplo, en el caso de la gente de campo y relativamente cercano al aspirante David Jiménez Rumbo, de quién ellos aseguran ya tienen ganada la candidatura, hay un “riesgo latente de que se la tumben”.

Y es que las razones y los oficios son inquebrantables cuando las evidencias del pasado le arrastran a dicha figura pública su presente. Y es que para ellos mismos el argumento que ha pesado en Jiménez Rumbo, ha sido siempre el mismo, su cercanía con figuras del crimen organizado.

La sombra es mucha, pues los señalamientos aseguran tanta cercanía que hasta compadrazgos le acechan. Algo que en lo público el diputado con licencia del estado de Michoacán, ha desmentido con toda entereza.

Lo que es muy cierto, es que la última encuesta presentada en medios de comunicación por parte del Laboratorio de Opinión Pública (Labop), Jiménez Rumbo es de los mejores posicionados junto con Ilich Lozano, pero éste  último abandonó junto con la corrientede la CODUC todas las aspiraciones de candidaturas al interior del partido; y en el supuesto de enfrentarse el PRD contra el Revolucionario Institucional, el partido del Sol Azteca se llevaría la victoria al sumarse las estructuras del PAN y el MC.

Sin embargo, esto que se ha convertido en rumores, es lo que ha impedido que David Jiménez Rumbo, haya sido declarado ya el candidato del PRD para contender por la alcaldía de Acapulco, encabezando la  coalición de Por Guerrero al Frente, con el MC y el Partido Acción Nacional (PAN).

En el transcurso de la campaña, Jiménez Rumbo fue acotado por algunos medios de comunicación, por el hecho de traer consigo guardaespaldas fuertemente armados, sin embargo el aspirante fue claro en su dicho: “sí traen armas de uso exclusivo del ejército, pero traen permiso”; y auguró que habría que recordar que después del asesinato del diputado Armando Chavarría Barrera, él había tomado medidas cautelares por parte del Gobierno Estatal, y a tal razón, el armamento del que fue señalado era necesario traerlo.

Por otra parte, en el MC, las cosas no pintan favorables tampoco bajo esa premisa, y es que el líder de este partido en el estado de Guerrero, Luis Walton Aburto, ha señalado que el candidato que abandere la coalición deberá estar limpio, es decir no deberá tener nexos con el crimen. Y en tal razón, ya hasta le dieron cabida a la posibilidad de que el proyecto de Víctor Aguirre Alcaide concuerde con el de Ricardo Mejía Berdeja.

Lo cierto es que, en la búsqueda de las respuestas y dejando las omisiones de largo, el equipo de Jiménez Rumbo, al menos los que están un tercer nivel de acercamiento, temen que sea un factor para que se le esté derrumbando todo lo que ha hecho el líder de la corriente del Grupo Guerrero, y que en consecuencia exista fractura en el PRD.

Las dirigencias siguen siendo complacientes con el tiempo, ya sea por falta de definición o por estrategia. Y mientras tanto, hay quienes dicen incluso, que será Joaquín “Jacko” Badillo  el que tome la candidatura del PRD en Acapulco, aprovechando que “a río revuelto, haya ganancia de pescadores”. Hay que recordar es en la persona el mejor posicionado después de Rumbo. Y bajo la premisa de sscar al candidato con menos negativos, sería Badillo Escamilla quie abandere al Partido del Sol Ateca en Acapulco

Lo interesante aquí es que a las dirigencias nacionales y estatales les puede salir “el tiro por la culata”, ya que incluso hay versiones de que le han solicitado al actual Presidente Municipal de Acapulco, Evodio Velázquez Aguirre, que sea él quien funja como el candidato oficial del Partido del Sol Azteca. Dicho, que sus cercanos colaboradores del gabinete, aseguran que incluso se lo ha pedido el propio candidato presidencial, Ricardo Anaya.

La moneda está en el aire, y la candidatura en el PRD está como la entrada de un evento exclusivo, en “donde se reservan el derecho de admisión”. Y mientras no se tenga certeza del asunto, nada hay para nadie.

Por adminweb

Plataforma informativa que renace de una tradición periodística con más de 40 años de experiencia. Medio cuya identidad social es la búsqueda de un periodismo crítico opinativo, marcando la diferencia con otros medios de comunicación; es decir, ser una Alternativa en el Periodismo de Guerrero.