Comparte y Comenta

* El candidato petista pidió dejar a un lado las reyertas estériles, “yo lo que promuevo es que la sensatez y la inteligencia política la pongamos al servicio de Acapulco y de Guerrero”.

* Torreblanca Galindo, tiene bien claro estas dos primicias políticas, por ello, ha redirigido las baterías a dónde él cree que tendrán mejor efecto.

Por: Angélica Ontiveros

El candidato del Partido del Trabajo (PT) para la alcaldía de Acapulco, se encuentra en una etapa de campaña en la que ha diferenciado la funcionalidad del voto cruzado, aunque los de Morena hayan dicho que se cuelga de la imagen de Andrés Manuel López Obrador para promocionarse. Él ha respondido muy a su estilo, tajante: “Sin Andrés Manuel me lo pide, me bajo de candidatura”.

Esto en respuesta a la exigencia de la renuncia a su candidatura que construyó en el PT a nivel local, en estos días en el que supuestas bases del PT se adhirieran a la campaña de Adela Román Ocampo, candidata de Morena a la alcaldía.

Torreblanca Galindo ha virado la veleta política, y en consecuencia ha comenzado a distinguirse por una campaña en el que el discurso, empeña una palabra ya probada y comprobada. Se le distingue como el mejor alcalde que ha tenido Acapulco en muchísimos años. Por eso el valor de estirar los esfuerzos por el PT.

El día de ayer tomaron protestas las Redes Sociales Progresistas Magisteriales en un salón de un centro de convenciones en la Costera de Acapulco. Su discurso lleva el empeño de asegurar que las izquierdas en el puerto están unidas. Que no es el camino de la confrontación ni con los de Morena ni con los del PES, como la izquierda obtendrá el triunfo en las elecciones del primero de julio.

El candidato petista pidió dejar a un lado las reyertas estériles, “yo lo que promuevo es que la sensatez y la inteligencia política la pongamos al servicio de Acapulco y de Guerrero”, lo anterior con un cierre contundente, donde dejó claro que la confrontación no es con los de la coalición “Juntos Haremos Historia”, sino con “aquellos que intenta hacer de Acapulco un cáncer de ese tricolor que queremos que se vayan”.

La compra de conciencias…

“Esos son los adversarios”, advirtió Torreblanca Galindo, a sabiendas que será el partido oficialista, el del Sistema, el que vendrá como en todas las elecciones, queriendo ganar las elecciones a “billetazos” con la compra de conciencias en las zonas donde se pueda, sobre todo en las zonas donde vive la gente marginada, donde existe la necesidad… la zona rural de Acapulco.

Habrán de distinguir entonces, que los del Tricolor saben que la elección Presidencial la tienen perdida, y de lo que puedan ganar, saben que no pueden dejar ir las ciudades importantes de México como es Acapulco.

El Facto René Juárez.

Otro factor que sin duda, facturará la línea de operación en la recta final de las elecciones, es que quien ahora comanda los esfuerzos en el PRI Nacional, es el ex mandatario guerrerense, René Juárez Cisneros, quien tiene una óptica distinta de hacer las cosas.

Con un discurso avasallador conquista las emociones y las percepciones, pero el ejercicio de las elecciones las dejará en manos de lo que mejor sabe hacer, operar el día en que tenga que haber acción. Y la orden es directa desde la esfera de los de la “Mafia del Poder”, recuperar Acapulco a como dé lugar.

La desgracia del abandono del Nuevo Acapulco

Actualmente, con la administración de Evodio Velázquez Aguirre, el puerto fue botín de unos cuantos que prometieron que lo nuevo era mejor. Sin duda han fallado.

Familiares y amigos cercanos se volvieron ricos y aposentados en menos de tres años. Mientras tanto el puerto, cayó en la desgracia ruin del atraso económico, de la oferta mutada y de la construcción de la cantina más grande de Acapulco, es decir la Costera Miguel Alemán, que además de ser la supuesta avenida blindada, ha sido marcada en distintas ocasiones por la sangre y la violencia que conlleva el tener este tipo de supuestas “inversiones”, en una zona que antes era la vida económica del municipio, por sus atractivos de esparcimiento, gastronomía y vida nocturna.

La falta de agua y los servicios públicos municipales han sido la constante del Nuevo Acapulco, que de nuevo sólo trajo su marketing político, porque la operación y el trato ha sido el mismo de siempre.

Sin embargo, con todo y eso, los amarillos son los gobernantes en turno, y difícilmente, querrán soltar la silla presidencial que tanto les ha dado.

Luego entonces, harán hasta lo imposible para operar en favor del candidato que también representa a Movimiento Ciudadano (MC) y al Partido Acción Nacional (PAN). Será un gobierno de coalición le llaman ellos.

Por lo que el contexto de la elección seguramente se tornará turbio, y más que turbio, difícil, pues la compra de la conciencia caerá en la decisión de someterse a más de lo mismo, con el antojo de haber recibido un pago, o distinguir entre querer salir del rezago, la inmundicia y el retraso en el que nos tiene el Nuevo Acapulco.

La nueva misión.

Torreblanca Galindo, tiene bien claro estas dos primicias políticas, por ello, ha redirigido las baterías a dónde él cree que tendrán mejor efecto. La construcción de su discurso no va con la compra del voto, tampoco con la promesa del abandono cuando se es gobierno. Más bien va en la búsqueda de la suma de voluntades, en donde la estructura que abandera, sea el puntero de la unión de las izquierdas.

“Luchamos porque la esperanza de Acapulco y México se gane con nuestro voto este primero de Julio”, expresó en unos de sus videos recientes, publicado en sus redes sociales.

La encomienda está clara, a Torreblanca Galindo, no le interesa seguir quebrantándose en declaraciones ni con Morena ni con el PES; y obviamente mucho menos con Adela Román. Lo que intentará es enfrentar a los que verdaderamente son un peligro para Acapulco.

La Esperanza de Acapulco está sembrada en un ejercicio político, que está en contra de la compra de conciencias, o la obligación del voto por el sesgo de limitar el acceso a programas sociales; y por otra parte, cooptar la intención de los que verdaderamente quieren un cambio en la administración pública del municipio, a cambio de seguir manteniendo el curso, con más de lo mismo, y en lo que se ha convertido en una desgracia: el abandono del “Nuevo Acapulco”.

 

Comparte y Comenta

Por adminultimahoragro

Plataforma informativa que renace de una tradición periodística con más de 40 años de experiencia. Medio cuya identidad social es la búsqueda de un periodismo crítico opinativo, marcando la diferencia con otros medios de comunicación; es decir, ser una Alternativa en el Periodismo de Guerrero.