Comparte y Comenta

Por: Angélica Ontiveros

El fin de semana pasado el líder nacional de las Redes Sociales Progresistas en México, el ex dirigente de la SNTE, Rafael Ochoa Guzmán, quien es uno de los cercanos a Andrés Manuel López Obrador, solicitó a una reunión de los candidatos de la coalición “Juntos Haremos Historia” y del Partido del Trabajo (PT), para que se reunieran a manera de mostrar la estructura de la organización, para integrarse a la idea de que la organización está respaldada principalmente por maestros que han dejado de permanecer al SNTE, se dicen pues el magisterio independiente.

Por lo que al llamado asistió el candidato del PT, Zeferino Torreblanca Galindo, y al ver que éste estaba ahí, la candidata de la coalición “Juntos Haremos Historia”, Adela Román Ocampo, llegó y dio media vuelta para dejar a su nuevo candidato a síndico, Javier Solorio. Durante el acto, Ochoa Guzmán, pidió no romperse la cabeza, y construir la votación masiva por el PT, para con ello, lograr ayudarle a Andrés Manuel López Obrador, ser el Presidente Constitucional de México.

“Igual le cuenta a Andrés Manuel, que voten por Morena, PT o Pes, pero para que no nos confundamos, digámosle a todos, que voten parejo por el PT, es más sencillo”, declaró Rafael Ochoa Guzmán.

Y luego abundó: “Pedirles que el voto para Presidente Municipal de Acapulco sea en favor de Zeferino Torreblanca”

Luego vino la participación de Torreblanca Galindo, en el que su discurso se mostró en favor de la unidad de las izquierdas, incluso hizo el llamado a dejar de lado las reyertas para consolidar juntos un proyecto de nación.

Solorio Almazán comenzó a incomodarse, esto conforme el discurso de Torreblanca Galindo tomaba alto grado de algidez; decidió tomar la palabra, la buscó a como diera lugar y logró obtener el micrófono, aunque no estaba propuesto.

Al hacer uso del micrófono, Solorio Almazán, en primera instancia denostó la poca empatía que había por parte del PT, sin embargo las miradas silenciaron el intento de vituperio que tendría Solorio Almazán en sus manos en este primer intento.

Posteriormente, ya alejado de las opiniones, comenzó a quererse igualar en el discurso con Torreblanca Galindo, y la guerra de las declaraciones fue sometida al escarnio político que hizo el flamante médico Ramiro Solorio. Puesto que llegó a manifestar que las Redes Sociales Progresistas le pagaban piso a la gente de Taja, de quien aseguraba era el dueño del piso en el que estaban reunidos. Los rechiflidos se hicieron notar, y tuvo que cambiar el tema.

Pero fue cuando en un tercer intento, en el que pretendió igualar las declaraciones de Zeferino Torreblanca, cuando los integrantes de las las Redes Sociales Progresistas presentes, comenzaron a achicar al Solorio Almazán a tal grado de tener que dejar el micrófono para escuchar el vituperio acechante de la multitud reunida en el salón: ¡Declina Adela!, ¡Declina Adela!, ¡Declina Adela!, se estremeció el salón del Centro de Convenciones de Costera 125.

A Solorio Almazán, no le quedó de otra más que recibir la exigencia a modo de los que ya habían decidido qué hacer con su voto.

Comparte y Comenta

Por adminultimahoragro

Plataforma informativa que renace de una tradición periodística con más de 40 años de experiencia. Medio cuya identidad social es la búsqueda de un periodismo crítico opinativo, marcando la diferencia con otros medios de comunicación; es decir, ser una Alternativa en el Periodismo de Guerrero.