Comparte y Comenta

*Distintos actores políticos actuaban como si tuvieran una “moneda de cambio” en la mano de cara al proceso electoral del 2021.

Por: Ernesto Caballero

La dirigencia nacional del Movimiento de regeneración Nacional (Morena) ha designado ya a los 15 delegados que coordinarán y supervisarán los procesos electorales en cada una de las gubernaturas que se disputarán el siguiente año en todo el país y también ha decidido poner orden en las estructuras y la militancia en todo el territorio nacional, sobre todo, en donde se disputarán comicios electorales el próximo año.

La dirigencia nacional encabezada por Mario Delgado ha decidido que Guerrero será coordinado por el Senador Salomón Jara Cruz, con lo que se minimiza las posibilidades de que el estado de Guerrero renueve la dirigencia estatal con la finalidad de afrontar el proceso electoral del 2021.

En nuestra entidad, dos liderazgos comenzaban a tomar relevancia política e iniciaba la gente a considerar como una posibilidad, hablamos de Galdino Nava y el diputado Luis Enrique Ríos Saucedo. Sin embargo, con esta decisión estas dos posibilidades han quedado diluidas.

Y aunque técnicamente exista la posibilidad de realizar procesos en cada una de las dirigencias estatales de las entidades en las que se disputan las gubernaturas, diputaciones federales, diputaciones locales y presidencias municipales; la realidad es que la toma de decisiones no descansará en ese puesto, sino en los delegados especiales que ha sido asignados a cada uno de los 15 estados.

Si bien es cierto que Galdino Nava ha tenido algunos aciertos en relación a los discursos que realiza en los encuentros que ha sostenido, en los que manifiesta que “Morena no tiene dueño y que Morena es del pueblo”, con la finalidad de tener el aval de la militancia y poder ser el dirigente estatal de Morena en Guerrero, sin embargo, hoy todas sus posibilidades se han desvanecido.

Y lo más sobresaliente, es que los personajes que están detrás de sus pretensiones, hoy también verán escaparse la posibilidad de tomar decisiones en relación a las candidaturas del año que viene. Esto sin duda, ha sacado a muchos de sus casillas.

Algo parecido le pasó al diputado Luis Enrique Ríos Saucedo, quien también sonaba como uno de los fuertes aspirantes a dirigir los esfuerzos del partido en esta entidad suriana, sin embargo, al parecer en la dirigencia nacional han tomado acuerdos sin consultarlos.

Ríos Saucedo es actualmente diputado local de la LXII legislatura local y es completamente un alfil del grupo de Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, quien anunció el día de ayer formalmente su aspiración a ocupar a la candidatura de Morena para contender por la gubernatura de Guerrero.

Todo parece indicar que Mario Delgado ha llegado a poner orden a las filas de este partido que no tenía “ni pies ni cabeza” en las estructuras estatales y municipales, en donde lamentablemente distintos actores políticos actuaban como si tuvieran una “moneda de cambio” en la mano de cara al proceso electoral del 2021.

Es un acierto de la dirigencia nacional el que haya intervenido de esta manera, esto dará pie a que ninguno de los dos grupos antagónicos de Morena en Guerrero se disputen la dirigencia, pero sobre todo, ofrecerá un piso parejo para todos aquellos que aspiran a ser candidatos algún puesto de elección popular.

Esta estrategia dará un giro inesperado no solo a los dos que aspiraban a la dirigencia estatal de Morena, sino a toda su militancia, y es que, a diferencia de la elección pasada, muchos esperaban que al establecerse la dirigencia nacional, irían bajando en lo local a los Comités estatales para definir a los nuevos dirigentes. No fue así.

Y la otra –la verdadera pugna– es que, en el proceso electoral, hace dos años sesionaron los coordinadores de la circunscripción con la dirigencia nacional, ahora sesionaran los 15 delegados con la dirigencia nacional, es decir cada quien con un estado en particular.

Y fiel a los recatos del partido, se comprueba una vez más, que Morena es como el famoso programa televisivo de la década del 2000 al 2010, el famoso “Big Brother”, en donde sencillamente aquí, “las reglas cambian” y sin previo aviso ni consulta a las bases ni a la militancia.

Comparte y Comenta

Por adminultimahoragro

Plataforma informativa que renace de una tradición periodística con más de 40 años de experiencia. Medio cuya identidad social es la búsqueda de un periodismo crítico opinativo, marcando la diferencia con otros medios de comunicación; es decir, ser una Alternativa en el Periodismo de Guerrero.