Comparte y Comenta

*Pensando en el enroque político, para definir las candidaturas con respecto a la candidatura de la gubernatura, la premisa fundamental es que, si el PRI lleva la de gobernador, sería muy sensato pensar que el PRD llevaría la de la Presidencia Municipal de Acapulco

Por: Ernesto Caballero

El candidato de la coalición PRI-PRD para contender por el Gobierno del estado de cara al proceso electoral del 6 de junio que viene, está por definirse. Los dos contrincantes políticos están en la mejor disposición de aceptar los resultados que marquen las encuestas que se alzarán a partir del 7 de este mes.

Evodio Velázquez ha dicho que ha hecho todo lo posible por llegar ser el candidato de la alianza; y en efecto, ha hecho de todo. Ha marcado agenda atacando a Morena y evidenciando los errores de este partido en el gobierno, ha tenido trabajo territorial a ras de piso antes de pasar a rojo en el semáforo rojo epidemiológico y las redes sociales las explotado de manera inigualable.

Por el otro lado, Mario Moreno, con mucha mayor experiencia gubernamental y arraigo, ha hecho notar, el por qué ha ganado las seis elecciones en donde ha competido; ha sido evidente el conocimiento que tiene de los problemas que aquejan a Guerrero y ha descansado su plataforma política en medios de comunicación tradicionales y virtuales, esto ha catapultados sus ideas y lo ha hecho crecer.

Y viniendo de menos a más, en elecciones se arguye políticamente que caballo que alcanza gana, pues el embalaje de crecimiento es notable.

Además de ello, existe la presunción de que el candidato de dicha coalición será para el PRI, por el simple hecho de que el actual gobierno es liderado por el principal priísta de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, quien ante la historia conflictuada con Evodio Velázquez no permitiría que este último tuviera la oportunidad de ser el candidato.

Y es ahí donde radica la gran oportunidad para Víctor Aguirre, como aspirante del PRD a la candidatura de la Presidencia Municipal. Y es que en el PRD es el principal activo que pudiera ofrecer el partido, pues el otro aspirante perredista, el empresario inmobiliario Vicente Ávila, sencillamente se encuentra apagado.

Pensando en el enroque político, para definir las candidaturas con respecto a la candidatura de la gubernatura, la premisa fundamental es que, si el PRI lleva la de gobernador, sería muy sensato pensar que el PRD llevaría la de la Presidencia Municipal de Acapulco, el cual es bastión perredista en el estado.

Además de ello, en el PRI, el camino parecía definido para Ricardo Taja, sin embargo la mano de las mujeres se vio levantada recientemente por Julieta Fernández Márquez, quien es un referente del grupo añorvista, a quien se le admite así, por el simple hecho de ser la esposa del senador Manuel Añorve Baños.

Acapulco entraría entonces en una diatriba de poderes, teniendo uno de ellos la ventaja por haber concedido la gubernatura a Mario Moreno. Luego entonces, para no entrar el dilema, el PRI pudiera sacar a cualquiera de los dos como candidato de la alianza, pero con la consigna de evitar divisionismo, podrán ceder a la premisa de que el PRD sea el que abandere el candidato en Acapulco de esta alianza.

Mientras tanto, Víctor Aguirre está haciendo su chamaba; lo mismo lo podemos ver en las colonias tratando de convencer al electorado, que tejiendo fino la política con diferentes sectores económicos, empresariales, políticos y sociales.

El planteamiento del regidor perredista con licencia radica en un nuevo proyecto de reactivación económica, así como el mantener una administración pública municipal que este cercana al sector productivo y evitar el aumento de impuestos a través de la ley de ingresos municipal.

Es lo ven bien el grosor de la sociedad, pero sobretodo los sectores productivos que han sido golpeados por la pandemia provocada por el Coronavirus.

La carrera no es de velocidad, sino de resistencia, y eso lo tiene muy claro Aguirre Alcaide, quien día a día sigue en la talacha en la búsqueda de la alcaldía de Acapulco. Y eso hoy representa una gran oportunidad para él.

Comparte y Comenta

Por adminultimahoragro

Plataforma informativa que renace de una tradición periodística con más de 40 años de experiencia. Medio cuya identidad social es la búsqueda de un periodismo crítico opinativo, marcando la diferencia con otros medios de comunicación; es decir, ser una Alternativa en el Periodismo de Guerrero.