Comparte y Comenta

Acapulco.- El aspirante de Morena a presidente municipal, Javier Solorio Almazán afirmó que Acapulco será ejemplo de honestidad en el país y que la próxima administración municipal refundará la Comisión de Agua Potable de Acapulco (CAPAMA) para terminar con la politización del agua, y la corrupción que la tiene quebrada; se pagará la deuda histórica que tiene con la Comisión Federal de Electricidad, enfatizó.

Informó que a la brevedad se deben invertir 8 millones de pesos para la instalación de medidores para el cobro justo del agua, porque se mide menos del 20% del agua que se consume.

En colonias pobres se cobra de más y en las zonas privilegiadas no hay medidores, ni se puede entrar a tomar las medidas, eso genera desigualdad, aseguró.

El síndico con licencia de Acapulco, dio una conferencia de prensa para explicar a detalle los problemas y la solución al complicado tema del agua en este municipio.

Afirmó que en Acapulco no hay problema de agua, pues se producen más de 4 mil litros cúbicos por segundo y se necesitan 3 mil 500 litros por segundo.

Se mide solo el 20% del agua.

Indicó que se pierde el 35% del agua generada en tomas clandestinas, más 15% en fugas, en total no se aprovecha un 45% del agua que se genera. Informó que se mide menos del 20% del agua que se consume y en las colonias pobres se cobra de más y en las zonas privilegiadas no hay medidores, ni se puede entrar a tomar las medida.

Aseveró que se va a medir el agua en todos los condominios donde pagan menos de agua de lo que deberían de pagar. Refirió que en Las Brisas hay 73 mil tomas, de las cuales en solo 17 mil sí hay medidores, y 56 mil no se mide el agua. Manifestó que en la zona Diamante se tienen reportados 27 mil usuarios, y sin lectura de agua hay 25 mil tomas, en los lugares de Fórum, Princes, Palma y Punta Diamante.

En conferencia de prensa, Javier Solorio presentó el diagnóstico y el plan para la refundación de la CAPAMA como parte del proyecto de plan municipal de desarrollo que presentó al CEN de Morena cuando solicitó su registro como aspirante.

*El daño de la corrupción.
Afirmó que nada ha dañado más Acapulco que la deshonestidad de los que han gobernado. Expresó que se debe ayudar al presidente López Obrador desde Acapulco. Acapulco debe ser ejemplo de honestidad, reiteró.

“CAPAMA no ha sido solamente la caja chica sino la caja mediana y grande de los expresidentes municipales”, aseguró. Por eso Acapulco está deshidratado, dijo.

Javier Solorio dio una amplia explicación sobre las funciones y debilidades de la paramunicipal con lo que demostró ser el aspirante de Morena mejor calificado y con amplios conocimientos de la administración pública municipal.

El también médico cirujano enfatizó que con recursos de CAPAMA se han financiado campañas políticas, y se construyeron enormes fortunas.
Adelantó que uno de sus objetivos es que CAPAMA sea un modelo de honestidad en el Acapulco que viene.

Van a decir que “los servicios de agua en Acapulco es el más eficiente y no solo eficiente, sino el más honesto de todo México”, expresó.

Dijo que la deuda de CAPAMA es de mil 200 millones de pesos y que comenzó con la administración municipal de Félix Salgado que dejó 420 millones de pesos de dueda; luego Manuel Añorve la eleva a 500 millones, y le sigue Luis Walton con 700 millones de deuda, por último, Evidio Velázquez la coloca en mil 200 millones de pesos.

**Las diez medidas urgentes
Javier Solorio afirmó que si se aplican las medidas disruptivas que está proponiendo, en tres años se sanea la deuda histórica de CAPAMA. Explicó que la CFE ha propuesto un programa de condonar un peso por cada peso que se pague. “Si nos ajustamos al convenio, estaremos pagando la mitad de lo que se adeuda”, aseguró.

El síndico con licencia, propuso diez acciones emergentes en CAPAMA en los primeros 100 días de gobierno.

Reestructuración total del organismo, refundarlo. Aplicar medidas disruptivas, porque “no podemos seguir haciendo lo mismo”.

Indicó que no hay un presidente municipal que haya hecho conciencia de la utilidad del agua, “ni siquiera saben cómo está la red hidráulica”, aseguró.
Propone también Cambiar reglamento y la reestructuración de las diferentes áreas.

Revisar la integración del consejo. Porque “es perverso que solo decida el alcalde y de ahí se ponga de acuerdo con los otros. Y cuando hay una auditoría le echa la culpa al consejo”, comentó.

Planteó integrar al Consejo de CAPAMA representante de los trabajadores que defiendan a los trabajadores: porque administraciones entran y se van y los trabajadores cada vez están peor.

También se incluirá un representante ciudadano por cada distrito. “Vamos hacer funcionar ese Consejo, afirmó.

La CAPAMA va cambiar, va ser un ejemplo de honestidad. Habrá un una contraloría ciudadana que revise las cuentas, adelantó, y se va a profesionalizar el equipo directivo.

Señaló que si ahorita alguien va y solicita los mapas de la red hidráulica, no te darán nada porque ni siquiera hay mapas claros de cómo está esa red, afirmó.

Comentó que en Acapulco se ha vuelto una normalidad tener agua solo cada mes o una vez cada semana. El 75% del agua se pierde en tomas clandestinas y fugas. Por eso el 85% de los ciudadanos sufre de falta de agua potable.

Asimismo, informó que se dará mantenimiento urgente a los 6 tanques principales de abastecimiento que incluso ya tienen dictamen de Protección Civil.

*El negociazo de las pipas de agua.
Afirmó que se mejorará distribución de agua en todo barrios históricos al mejorar el tanque de la Iguana. Destacó que al aumentar la capacidad de almacenamiento, se va a dar agua a 300 mil personas que no tienen agua en la actualidad.

Refirió que la comunidad de Tasajeras es una de las más marginas de Acapulco y a esa zona se le dará prioridad ´para rehabilitarles el agua potable. “Nos vamos a enfocar en esa zona”, expresó.

Javier Solorio se comprometió a reorganizar el programa de reparto de agua en pipas. Ese es un tema perverso, afirmó.

“Se va identificar quienes son los dueños de las pipas, porque no sería ético que haya funcionarios, políticos o regidores dueños de esas pipas”.

Se va acabar la politización del agua, señaló.

Dijo que se gastan millones de pesos en pipas, “en los últimos 10 años más de 500 millones se han gastado en ese negocio, con eso ya habría red hidráulica donde no la hay”, expuso. “Eso se va a regularizar”.

En su plan de refundación del organismo operador de agua potable, Solorio Almazán refirió que se revisarán a la brevedad los 21 canales que descargan agua pluvial en la bahía, antes de la temporada de diciembre.

También se va crear un comité de compras, avalado por el nuevo consejo porque “hay mucha corrupción en las comprar de CAPAMA. Es un negociazo”.

De igual forma se promoverá el enlace con los gobiernos estatal y federal para aprovechar los programas existentes. Se instalarán mesas de trabajo directamente en las colonias para atender necesidades de los ciudadanos y evitar el intermediarismo político. La dependencia se debe trasladar a las colonias, dijo.

Remarcó que no se tomarán decisiones políticas en la CAPAMA, se va despolitizar ese organismo, aseguró.

Por último, reiteró que “vamos a sanear CAPAMA y vamos a dotar de agua Acapulco. Acapulco va ser el municipio más honesto del país. Será ejemplo de honestidad”.

Comparte y Comenta

Por adminultimahoragro

Plataforma informativa que renace de una tradición periodística con más de 40 años de experiencia. Medio cuya identidad social es la búsqueda de un periodismo crítico opinativo, marcando la diferencia con otros medios de comunicación; es decir, ser una Alternativa en el Periodismo de Guerrero.